SCIO Terapia bioenergética quántica

SCIO es un sistema médico auxiliar para prediagnóstico y terapia que funciona bajo los principios de la Física Cuántica y la Medicina Energética. Ofrece una alternativa para mejorar la calidad de vida y la salud, mediante una revisión integral del organismo.

bioenergetica

El ser humano además de su energía física, está constituido por energías de diferentes tipos, tales como: energía mental, emocional y espiritual.

En un organismo sano existe un adecuado flujo de energía, es decir, sus fuerzas energéticas mantienen un equilibrio razonable. Cuando la actividad de alguna de estas energías sale de nuestro control debido a diversos factores estresantes como toxicidades, una alimentación inadecuada, exceso de estrés, emociones fuertes y negativas ocurre entonces, una interrupción en dicho flujo y comienzan a manifestarse diferentes estados de enfermedad a nivel físico, mental y emocional, desde condiciones patológicas agudas hasta las crónicas.

Así entendemos que los desequilibrios energéticos son las causas de nuestros padecimientos: desde insomnio, fatiga crónica, alergias, dolores, problemas digestivos hasta diabetes, inmunodeficiencias y diversas enfermedades degenerativas.

SCIO ayuda en el diagnóstico del estado integral del paciente detectando los desequilibrios energéticos a gran velocidad.

Una vez realizado este diagnóstico ofrece una amplia variedad de terapias, técnicas y disciplinas para equilibrar energéticamente las diferentes áreas, órganos, sistemas o emociones en riesgo.

SCIO realiza estos procesos de una forma natural y sin efectos secundarios, restituyendo la vitalidad del organismo mediante microfrecuencias eléctricas, que regeneran las células del mismo impulsándolo hacia el camino de la salud.

scio

Características del tratamiento con SCIO:

  • Es una tecnología terapéutica no invasiva.
  • Se obtiene un análisis completo del estado de salud física, emocional, espiritual y del entorno del organismo.
  • Su análisis es objetivo sin la intervención del terapeuta.
  • Identifica las verdaderas causas de un padecimiento.
  • Permite la interacción con el subconsciente de la persona, obteniendo una información más fidedigna.

Desde la primera sesión se puede establecer los posibles riesgos de la persona a padecer ciertos padecimientos.

SCIO no remplaza la función del terapeuta, sino que la complementa.

SCIO ayuda en el diagnóstico del estado integral del paciente detectando los desequilibrios energéticos a gran velocidad.