Sexo y dudas en la adolescencia

¿Por qué esa necesidad de voltear a ver a cuanta chica se cruza en su camino e inspeccionar “qué tal está” (verle las pompas y los senos por ejemplo)?

 

La adolescencia es la edad en la que el desarrollo biológico incorpora muchos cambios, en especial la aparición de las hormonas que tienen que ver con la sexualidad, esto es importante para que se defina y estructure la fantasía erótica que probablemente nos acompañe el resto de nuestra vida.

 

Aunque eso es sólo un aspecto, también se definen muchos otros temas importantes tales como la carrera que queremos estudiar o si preferimos ponernos a trabajar sin mayores especializaciones académicas; el tipo de amigos con los que elegimos compartir nuestra vida; cómo nos vamos a pelear con nuestros padres para enseñarles que el mundo que nos dejaron está bastante “mejorable” y que por lo tanto sus consejos son poco válidos para nosotros; entre otras
nuestra sexualidad y nuestras ideas están MUY despiertas.

 

En este contexto “de locura” también vamos definiendo qué tipo de compañer@ nos gusta más para esas fantasías eróticas. ¿Cómo podríamos saber lo que más nos gusta sin mirar y admirar toda esa gran oferta que hay en “el mercado”?. Además cada uno de nosotros también nos vestimos, arreglamos, hablamos y concurrimos a determinados lugares para ser “mirados”, necesitamos ser objeto de deseo de alguien para sentirnos que si “vamos bien” en este camino de definir definiéndonos.

 

¿Es verdad que siempre piensan en sexo?

El sexo y la sexualidad es un aspecto importante de la vida cotidiana, podríamos decir que para todos los seres humanos, pero es especialmente relevante en la adolescencia por todos los cambios y definiciones que están sucediendo.

 

Aunque también influye en qué contexto nos tocó vivir. Vivir en una gran ciudad donde la moda, la publicidad y la política lograron sobre-erotizar casi todos los renglones de la vida, es decir, que tanto los medios publicitarios, como los programas de televisión, cine, internet, etc. utilizan mensajes con elementos sexuales y eróticos para su comunicación, aderezados por las características de la edad, es casi imposible que el sexo no ocupe un porcentaje alto de las ideas de cada día.

 

¿Por qué presumen con cuántas se han acostado?

Esto nunca fue una característica de la adolescencia, en realidad la cultura establece mecanismos de valorización en hombres y mujeres muy específicos. Para los varones en particular –aunque ya comienza a ser una característica también de las féminas- lograr “cazar”, conquistar o como se llame, a una chica es una manera de sentirse hombres. En la adolescencia en particular el contarlo o compartirlo con los amigos es una forma adicional para lo mismo. Si me siento y además les cuento a mi grupo de pertenencia, que tan hombre soy, entonces mi autoestima se fortalece y me siento “más hombre”.

 

¿Por qué no pueden controlar sus erecciones?

Tiene que ver con la “revolución hormonal” que está sucediendo en el cuerpo y además con esta sorpresa y a su vez necesidad de sentirse muy hombre. Algo así como que “si se me para quiere decir que sí soy hombre”. Esto último en realidad es cultural, los chicos que tal vez carezcan de tantos impulsos de erección se preocupan y o los inventan o se erotizar con programas o revistas que les produzca ese efecto para “no ser menos que mis amigos”

 

¿Por qué ellos se pueden enamorar de una chica sin haberla tratado y sólo de verla?

Este asunto requiere abrir varios temas importantes, como por ejemplo la diferencia entre enamoramiento y amor, que si fuese realmente claro en los adolescentes y en realidad en todos los seres humanos, nos evitaríamos muchísimos sufrimientos que sólo tienen sentido en esa ignorancia.

 

Pero yendo directamente a la pregunta podríamos decir que en el rol de género del varón está permitido y valorado separar la sexualidad del amor, entonces “si hay una chica que me excita, entonces voy tras ella, a “cazarla””, lo cual satisface muchas de las necesidades ya comentadas, y después ya se verá si en realidad me cae bien o mal o más o menos.

 

¿Por qué para ellos el tamaño de su pene es tan importante?

Otra vez está aquí la cultura, el pene es un símbolo de la masculinidad, entonces la fantasía es que si mi pene es más largo entonces seguramente quiere decir que soy más hombre.

 

También tiene que ver con la ignorancia, estamos muy poco educados acerca de cómo estamos construidos los hombres y las mujeres desde el punto de vista biológicos. En los varones suele existir la fantasía de que un pene más grande logrará que la mujer tenga más satisfacción sexual. Esto es sencillamente equivocado, pues la vagina de la mujer carece de inervación nerviosa (sino sería imposible tener hijos), la parte eróticamente sensible de la mujer es bastante más externa, de los 10 puntos erógenos que se encuentran en los genitales femeninos, sólo 3 están dentro de la vagina y por lo tanto su erotización poco tiene que ver con el tamaño del pene.

 

¿Es cierto que la mayoría de sus fantasías son con mujeres que no conocen?

Depende del grado de libertad con el que ha sido educado el varón. Si creció en un ambiente en que la sexualidad es tabú, o está prohibida o es sucia o etc. es probable que si aparezca esta fantasía. Pues es una manera de correr menos riesgos de compromisos sociales, o malentendidos o chismes incómodos, que a su vez puedan causar reprimendas o castigos innecesarios.

 

¿Por qué les excita tanto el porno?

Nuevamente la cultura y el rol de género son centrales para esto, tales como la necesidad de tener erecciones como una manera de sentirse hombres, etc. Aunque también hay otros elementos que hay que tener en cuenta: la mayoría de la oferta pornográfica está producida de acuerdo a la cultura y el tipo de necesidades del varón y además, aunque ya se la encuentra en muchísimos sitios, todavía sigue siendo algo “prohibido”; este elemento en una edad como la adolescencia donde una tarea importante es “cambiar todo lo que está mal en el mundo” y entonces la rebeldía es una manera adecuada de vivir, el que esté prohibido la hace especialmente atractiva.

 

No está de más comentar que conozco a muchos adolescentes a los que la pornografía ni los excita, ni les atrae, sino que más bien la rechazan como esas cosas absurdas de “los viejos” que no tenían la oportunidad de vivir la sexualidad en libertad.

 

¿Por qué les gustan las chicas de cascos ligeros para divertirse, pero para iniciar una relación formal buscan niñas que se dan a respetar?

Esto cada vez pasa menos, tal vez si era así para generaciones pasadas, hoy en día, dada la libertad sexual con que se los adolescentes se perciben, esta división dejó de ser tan clara.

 

Claro que si estamos pensando en que “cascos ligeros” significa chicas que trabajan en la prostitución, entonces si se aplicaría. Esto está vinculado a dos temas: por un lado la opinión de la familia (con ideas “anticuadas”) de él tendrá un gran peso en esta decisión y por el otro lado el varón, por roles de género, se sentirá inseguro frente a una mujer con mucha experiencia sexual y también es posible que aparezcan los celos.

 

Este tema de los celos también sería importante desarrollarlo con detalle, porque nuevamente la ignorancia acerca de los mismos, es decir, qué son, quienes lo sienten, cómo destruyen cualquier relación amoroso-erótica, etc. provoca muchísimos sufrimientos que se pueden evitar con un poco de reflexión.

 

¿Por qué para ellos la masturbación es tan importante?

La masturbación es importante para todos los seres humanos como una forma de autoconocimiento de nuestra sensibilidad erótica y como una manera de hacernos responsable de nuestra sexualidad, nuestro deseo, nuestro placer y nuestro gozo. Especialmente en la adolescencia, que podríamos verla también como la etapa de los grandes descubrimientos de nosotros mismos, esto es muy importante y saludable. Un motivo adicional es que dada la frecuencia de las erecciones, y el nivel de ansiedad que les provoca todos los cambios que día a día experimentan, a veces sólo se masturban para relajar al sistema nervioso y que no se les note la erección en la ropa.

 

Ellos tienen más libertad de practicarla que ellas simplemente porque la cultura sólo les asignaba derecho al placer a los varones, las mujeres carecíamos de tal cosa, sólo servíamos para tener hijos y para que el hombre satisfaga “sus instintos” (como si fueran animales). Gracias a los movimientos feministas y la reedición de todas estas creencias, hoy cada vez más mujeres también pueden hacerse responsables de su sexualidad y también comenzaron a practicar la masturbación o el autoplacer.

 

¿Es verdad que cuando están excitados y no tienen relaciones sexuales “les duele”?

Depende, aquí aparecen nuevamente muchos de los elementos culturales mencionados y también la preparación cognitiva y psicológica del varón. En general el dolor es el síntoma de otras cuestiones que poco tienen que ver con lo biológico.

 

¿Por qué les da pena mostrar sus emociones?

Porque en los roles de género las emociones están asignadas a las mujeres. Entonces si ellos las muestran se sienten menos hombres, inclusive en algunos tipos de grupos de varones pueden ser el foco de burlas e insultos, entonces aprenden a reprimirlas y en el mejor de los casos, a callarlas. Por fortuna esto también está cambiando mucho y nuestros adolescentes se sienten cada vez más libres de expresar lo que sienten.

 

¿Por qué les excita pensar en dos mujeres juntas besándose o teniendo sexo?

Las investigaciones han dado distintos resultados sobre este tema, pero podríamos generalizar diciendo que son dos los elementos centrales, uno, porque “cae” en el terreno de lo prohibido, y el otro porque es una expresión de la libertad sexual de la mujer que están observando. La fantasía sería algo así como que con una mujer que tiene esa libertad, entonces “todo lo que se podría hacer con ella